sábado, 30 de enero de 2010

HÓRREOS DE VIGO: EL RURAL Y LO URBANO COMPARTIDO

Según un inventario realizado a finales del siglo pasado, dentro del término municipal de Vigo, se contabilizaron 1.744 hórreos, en las diferentes parroquias y zonas urbanas que configuran nuestra área de estudio. Atendiendo a el tipo de estructura constructiva, podemos decir que tenemos 154 totalmente realizados en madera; 343 de piedra en su totalidad; 1.247 mixtos, esto es, realizados con madera y piedra; y un sin fin, sin catalogar, construidos a base de cemento y ladrillo. Un caso excepcional lo constituye los "hórreos con celeiro", esto es, el hórreo que posee debajo de él, una estructura de planta rectangular de piedra, que sirve de pequeño depósito o almacén para instrumentos y aparejos agrícolas. Del estudio, y para terminar esta pequeña introducción tetemos que se evidencia que el 31% de los hórreos catalogados están abandonados y se encuentran en un mal estado de conservación.
Tocar cualquier tema de etnografía en nuestra ciudad es complicado y muy complejo, pues la urbe se está transformando a pasos agigantados y los restos materiales e inmateriales de nuestras costumbres se van perdiendo poco a poco y dan paso a la valoración de otras costumbres o tradiciones exportadas de fuera pero que son más vistosas y de renombre,....
Volviendo al tema de los hórreos, un recorrido por las tierras que configuran nuestro término municipal, podemos darnos cuenta que si bien algunos de estos hórreos cumplen su función para la que fueron construidos, almacén con ventilación natural para productos agrícolas que se cultivan en las fincas inmediatas, tales como maíz, patatas, ajos, cebollas y hasta frutas, el panorama cambia radicalmente al adentrarnos en el núcleo urbano. Vemos hórreos decorativos. Los tenemos en propiedades privadas, como colegios y en parques públicos. Están ahí, como recuerdo de lo que fueron y quedaron como lo único que nos recuerda que en citado lugar, existía un interesante completo etnográfico, con su casa rural, su horno, sus enlosados,...
En Vigo, como en la mayoría de ciudades gallegas, el hórreo comparte espacio en lo rural y en urbano. En el primero cumpliendo su función y siendo utilizado aún hoy día y en el segundo, como recuerdo de un pasado perdido.
Pienso que es urgente tomar medidas para evitar el abandono y deterioro de estos elementos singulares de nuestra arquitectura popular, actualizando el inventario o catálogo realizado hace años, publicando sus resultados y protegiendo de manera eficaz los mismos
Nota.- En las fotografías que ilustran el texto, el primer lugar, un hórreo en una finca particular cercano a la iglesia de S. Miguel de Oia; a continuación el hórreo que se conserva dentro de las instalaciones del colegio de los PP. Jesuítas de Vigo; y por último, el "hórreo con celeiro" que podemos contemplar en un extremo del parque municipal de "A Rioxa" en S. Salvador de Teis, ya en el límite con la parroquia redondelana de Chapela

3 comentarios:

Seneca64 dijo...

El contraste de una ciudad única. Más información en

hhttp://www.trivago.es/vigo-73268/curiosidades

Sr Dacosta dijo...

Me gusta tu blog. Pablo

Administrador dijo...

Los horreos es algo que en Galicia nunca se deberia de perder.

Espero que asi sea.

Buena trabajo con el blog.

PABLO