sábado, 23 de junio de 2007

LA FUENTE DE SANTIAGO MATAMOROS EN BEMBRIVE


Existen dentro de las construcciones etnográficas gallegas realizadas para el agua, ya sea para su consumo ( fuentes y pozos ) o destinadas para alguna actividad doméstica, de regadío o artesanales ( como pueden ser, los lavaderos, los pequeños embalses o pozas y molinos ) numerosas muestras en nuestro término municipal, destacando por su número, los molinos de agua, que han llegado hasta nosotros ( por desgracia, casi todos ya no utilizados ), pero existen algunas fuentes que conservan muy viva la expresión artística popular que refleja la ingenuidad del cantero que realizó la obra, asi como a la gente a la que iba destinada.
Es el caso de la fuente de Santiago Matamoros, localizada a escasos metros de la iglesia parroquial de Bembrive. En esta fuente de manantial, que sale de un surtidor o caño de hierro empotrado en el frente de la pared de la misma( enmarcada por una moldura rectangular), vemos la representación del citado Apóstol, que nos muestra el rostro tosco, con una cabeza que remata en un posible sombrero y a los lados empuña una espada y una cruz, pudiéndose observar como sus piernas, que salen justo del caño de agua, están pisando un cadáver de un infiel armado. Es la fiel imagen y representación ingenua de un Santiago Victorioso en toda su esplendor y sencillez. No hemos podido recoger folclore alguno relativo a la misma pero sin duda que dada la naturalidad de su iconografía, su localización y su función, debe de tener alguna leyenda o tradición relacionada a la misma. En la actualidad aún conserva algunas muestras de pintura que debió de cubrir todo el conjunto escultórico. En el rostro se puede detectar restos de purpurina plateada que afea la cara y debía de ser eliminada de forma adecuada.
Para acceder a la fuente en si hay que bajar unos escalones y el agua del caño cae sobre una pequeña pía labrada en una piedra, situada vertical al frente de la misma.
Aunque los altorelieves se encuentran en buen estado de conservación, el conjunto está bastante deteriorado y sucio, por lo que sería necesaria una oportuna limpieza .