miércoles, 18 de julio de 2007

EL INTERESANTE CRUCERO DE CACHENO EN BEMBRIVE



Posiblemente nos encontramos con uno de los más interesante y mejor conservado ejemplar de crucero de todo el término municipal de Vigo. Además de estar situado en el lugar original (dato este que no vemos en otros ejemplos que hoy día se localizan desplazados de su ubicación primitiva), posee una peculiar iconografía asi como una historia ytradición aún vivas hoy días entre la gente de la zona.
Ya fue estudiado por Espinosa Rodríguez y posteriormente por Rodríguez Puentes y Abad Gallego ( ver bibliografía de etnografía viguesa en otro comentario anterior de este misno blog)
Este crucero se localiza en el lugar de Cacheno, en el barrio denominado de Baruxáns en la parroquia viguesa de Santigo fde Bembrive, en medio de un cruce de tres calles, apenas a unos 250 metros de la autovia Vigo-Ourense.
Está sobre una base cuadrada, recta en su parte inferior y cóncava encima, poseyendo la siguiente inscripción facilmente legible, grabada alrededor de la misma:
MANDO FAZ
ER FRco ANo
FRs PATIÑO
AÑO D 1782
La columna es lisa de sección circular y presentando una serpiente que recorre todo ella. La rara cabeza del ofidio ( parece de una gallina) lleva posiblemente una manzana u otro objeto que no podemos distinguir bien. Su cola acaba en tres puntas, simulando una pata de gallina. El capitel combina motivos florales y volutas en las esquinas y en el mismo, se pueden apreciar en sus cuatro lados símbolos indiscutibles de la pasión de Cristo: una calavera y huesos cruzados; una corona y una escalera; un martillo y clavos; y finalmente unas tenazas y un látigo.
Finalmente tenemos la cruz que es de sección cuadrangular, presentando en su anverso a Cristo crucificado, con las piernas ligeramente flexionadas y la cabeza ladeada hacia su parte derecha. El tema de la Piedad se nos muestra en el reverso, con cara muy naturalista y expresiva, con un Cristo de tamaño más reducido y por ello desproporcionado en relación a su figura y la base del conjunto en un querubínl.
En 1949, Espinosa Rodriguez, siendo cronista oficial de Vigo, recoge la siguiente leyenda, que en parte pudimos escuchar aún hoy en día:
"Atopándose en América o fillo desta parroquia D. Francisco Fern. Patiño, foi acometido por unha serpe da que se librou entreténdoa habilmente con una manzana, nese momento impulsado polas súas crenzas relixionas, fiso voto de erguer aquí un cruceiro. De regreso na súa Patria cumpríu a promesa mandando esculpir no monumento unha representación do ofidio que lle atacou e da froita con que se defendeu".
La tradición religiosa hacia el mismo aún hoy se mantiene viva, pues se pueden ver en su base, bien colocados varios recipientes con aceite y la llama encendida.