sábado, 15 de septiembre de 2007

LA FUENTE DE NEPTUNO DE VIGO

En la visita que uno puede realizar por los jardines del Pazo "Quiñones de León", en el parque de Castrelos, el visitante se encontrará con una serie de monumentos de la historia de nuestra ciudad que al no estar debidamente identificados, pasar algunos desapercibidos, en lo que se refiere a su valor histórico o artístico o a su origen o emplazamiento primitivo. De todos ellos es conocido el famoso "paseo de los escudos" en donde se muestra, entre piezas originales y réplicas, una intereante colección heráldica, pero que carece de la correspondiente infromación sobre los mimos.
Hoy nos vamos a detener en una estatua representando al dios Neptuno, que se puede contemplar en medio de un pequeño estanque en los citados jardines y que posee una interesante historia. Esta escultura formaba parte de la desaparecida y famosa "fuente de Neptuno" que se encontraba en la Porta do Sol, en pleno centro de la ciudad, justo enfrente a la denominada "fuente del Angelote" en la actual plaza de la Princesa. Su configuación la conocemos por un dibujo de Celilio L da Veiga de 1909, asi como por el testimonio del cronista de la ciudad Avelino Rodríguez Elías, que la recordaba de su niñez. La fuente media cerca de tres metros y medio; tenía tres caños y un pilón abrevadero, terminando en un lavadero. Coronaba el conjunto, la estatua de Neptuno completa, adornada de dos pequeños cipreses de piedra a sus lados. Debajo de la citada escultura, poseía una placa de granito colocada con motivo de su restauración, como podemos leer en texto grabado, que dice textualmente:
SE REEDIFICO
EN EL REINADO DEL CATOLICO
MONARCA PHELIPE V
Y SE REMOVIO A EXPENSAS
DE LOS PROPIOS ARBITRIOS
EN EL AÑO DE 1795
A cada uno de los lados de esta cartela pétrea tenía el escudo actual de Vigo y otro que no podemos documentar debidamente. Tanto la placa conmemorativa como el escudo de Vigo, están expuestos en el citado "paseo de los escudos" de los jardines del Pazo.
La primera noticia que poseemos de la existencia de esta fuente data del siglo XVII, reinando Felipe II y en 1890 es desmantelada y como vemos algunas de sus piezas, almacenadas y traídas con posterioridad al Pazo de Castrelos y las demás, fueron enterrados para hacer un muro de contención cercano.
La estatua de Neptuno llegó a Castrelos sin el brazo donde sujetaba su tridente , sin nariz y sin varios dedos de la mano y los pies. En 1986 se restaura colocandole de nuevo el brazo derecho con un tridente de hierro y se coloca en el lugar que hoy la podemos ver. Por desgracia a los pocos meses, le rompen de nuevo el brazo derecho y así quedó. En la mano izquierda, porta un escudo de forma ovoide que posee en su interior, la representación de una sólida torre de aspecto primitivo, que llega hasta el suelo.
Para saber más sobre la historia de este monumento, bastante desconocido para los vigueses en general, recomiendo la lectura del artículo de Miguel Angel Fernández, titulado "La fuente de Neptuno" y publicado en Castrelos, Revista do Museo Municipal "Quiñones de León" de Vigo, tomo 3/4, 1990-1991, editada en 1993, en sus páginas 343 a 354. También el artículo del actual cronista oficial de la ciudad, mi buen amigo Lalo Vázquez Gil, titulado "Escudos de los ayuntamientos de Vigo", en la misma publicación, pero en el tomo 0 de 1987, páginas 189 y ss.
Para finalizar este pequeño comentario sobre la antigua fuente de Neptuno, me uno al planteamiento formulado por el primero de los autores citados, que en su trabajo menciona la posibilidad que poder resconstruir la citada fuente en los jardines del Pazo de Castrelos y hacer ais posible que el público pudiese ver en tota su magnitud la monumentalidad de la misma.

1 comentario:

Mikel dijo...

Gracias por mencionarme en esta entrada. Un abrazo.