sábado, 14 de febrero de 2009

EL TEMA DE LA SERPIENTE EN LA ARQUEOLOGIA DE GALICIA ( VIII )

2. folklore popular de galicia y norte de portugal en torno a la serpiente

Podríamos distinguir en este apartado menciones folklóricas que hacen alusión a relatos o tradiciones con el tema de la serpiente y que se concretizan de hecho en unos lugares en los cuales ocurrió o que se cuenta y otros tipos de notas folklóricas que ya nos ha­blan de la serpiente como animal cotidiano y real y del cual se desprenderán unas creencias populares en tomo a ella, que como veremos no se desvían mucho a la opinión que tenían de ellas en el mundo clásico, griego y romano.

Por lo expuesto distinguiremos pues dos grupos, que se dife­renciaren, como dijimos en forma resumida, que unos relatos verán a la serpiente como animal digamos mitológico y fantástico y en los otros se sacan conclusiones que se convertirán en creencias re­lativas al animal real.

2.1. Folklore popular en torno a la serpiente como animal mitológico y fantástico

Como hacíamos en el caso del folklore de los castros con le­yendas con el tema de la serpiente, podemos también aquí formar grupos de relatos por el pape] que desempeña la serpiente. Asi tenemos, que en este apartado serán los más abundantes, los relatos en los que la serpiente es la guardadora de un tesoro y también en las que se muestra enemiga del hombre, siendo un animal gran­de y poderoso y que se enfrenta a éste siendo casi siempre vencida. Luego tenemos otros en los que la serpiente, como también ocurría en los castros y era allí el caso más frecuente se encontraba con una persona, pero aquí se remarca su carácter de guardadora de tesoros. Y por último sólo se recogió un caso en el cual las ser­pientes representan a los espíritus de los muertos como es el caso conocido en S. Andrés de Teixído.

2.1.1. La serpiente como guardadora de tesoros

Son muchos los ejemplos recogidos en los cuales la serpiente desempeña este papel. Como veremos, los procedimientos por los cuales se puede conseguir el tesoro son varios pero el más frecuen­te como ocurría en el folklore castreño, cuando se encontraba la mujer-serpiente encantada y el joven, es el desencantamiento por el beso.

— Sta. Cristina de Parada (Ribera Sagrada, Ourense)

"Hai eique un tesoruro de cousas de eirexa, garda do por unha serpe. Un crego que vai decabalo calle o tesouro e fuxe; mais a serpente persígueo e obrígao a ir soltando piezas. Soio salva un cáliz, que guinda dentro da eirexa de Sta. Cristina55.

— Bamio (Villagarcía, Pontevedra) y Mocendo (Barbanza, A Coruña)

"Un señor vái marchar de viaxe e pra asegurar os seus tesouros, méteos dentro de unha ola que pon n-un burato entre unhas pedras. Despóis coloca no sitio unha corda c-unha lazada, convirtea en serpe e dille:

O que de aquí che ha sacar tres bicos na boca che ha dar.

Un, criado do señor, que presenza agochado a operazón, vai ó lugar onde está a serpe, bícaa tres veces e apaña o tesouro"56,

— Lobios (Sober, Lugo)

"Una moza rubia de Lobios le había cogido a una moura una cadena de oro macizo que al instante se transformó en serpiente y ¡persiguió a dicha moza, pero al pasar por delante de la capilla de La Reina de los Angeles exclamó: ¡La Reina de los Angeles me valga! y entonces la serpiente se volvió a transformar en mujer"57.

— Sta. Mariña (Monte Fontenla, As Fragas, Pontevedra)

"Escóndese unha principesa moura encantada en serpente, que se apresenta con unha frol na boca polas amanecidas. Garda unha galiña imorrente, que pon a cotío ovos de ouro. Quen fose arriscado de bicarlle os beizos á serpe, tornaríaa muler e recibiría o galano da galiña e os sinales do carreiro que conduz ó aposentamento da trabe tamén de ouro do castro de Anduriña"58.

— Sta. Ulia de Fermentao (Guimaraes, Minho, Portugal)

"N-unha terra perto de ista freguesía, hai un dornao cheo de riquezas que está n-unha mina. De unha vez uns homes puxéronse a cavar pra collelo, mais cando chegaron a certa fondura, xurdíu unha moitedume de serpes que os fixo fuxir"59.

— Rotea de Mendes (Campo Lameiro, Pontevedra)

"Cerca existe una fuente con unha moura fadada en arrepresentación de serpe, velando á inevitable galiña dos ovos de ouro e a un berce do mismo metal"60

[Podemos decir para acabar que en Galicia en general, "créese que os tesouros gardados pol-as serpes pódense coller si un home se fai amigo de un corvo. ¡Entón, ca sua azuda, pódese perseguir o reptil e apañar o tesouro"61.

2.1.2. Encuentro mujer-serpiente encantada y personas

Como apuntábamos anteriormente sólo disponemos de dos re­latos de este tipo que era tan común en el folklore castreño, pudiendo pensar que sólo está vinculado a este lugar en concreto. Observamos que el desencantamiento se produce en un caso de forma normal en este tipo de leyenda, por un beso que ha de darse a la serpiente, o como podemos pensar en el ultimo caso, apar­tándose del hechizo por un círculo mágico tan conocido en las mitologías.

— Sta. M.a de Armenteira (Saines, Pontevedra)

"E o mesmo relato que no Castro-Alegre, coas soías variantes de ser o rapaz un neno da escola, no canto de un pegoreiro, e de sair a serpe con tres rosas, unha na testa, outra no lombo e a terceira na cola. A operazón do desencanto consiste en bicar as tres rosas"82.

— Pontellas (Sta. Xusta, Moraña, Pontevedra)

"En el monte llamado O monte da Sobreira, un niño se encuen­tra en un penedo a una mujer muy guapa y rica que le dice que si vuelve allí al día siguiente y le deja subir en forma de serpiente al penedo le hará feliz. El niño regresa al día siguiente acompa­ñado por los padres que ven la culebra y huyen los tres. Esto lo comentan en el pueblo y unos hombres van allí. Uno de ellos tra­zando un círculo con una moneda de plata se protege y ve como una serie de calamidades y desdichas acosan a los demás que hu­yen. Al final regresa al pueblo rico, pero al poco tiempo ya no se sabe más de él"63.

2.1.3. Las serpientes como espíritus de los muertos

Sólo se ha recogido un caso en el cual la serpiente haga este papel. De San Andrés de Teixido (A Coruña) diferentes autores nos hablan que los que van de romería no deben molestar ni matar a los reptiles que encuentren a su paso, pues creen que son las almas de los muertos que también van en peregrinación. Y así una tra­dición antigua nos cuenta "que por creer también que los tales rep­tiles son almas de personas que cumplen votos no realizados cuan­do vivieron los aldeanos en sus largas expediciones, nunca matan las culebras que encuentran al paso, limitándose a apartarse de ellas o a espantarlas"64

2.1.4. La serpiente como enemiga del hombre, y al cual se enfrenta

Como ya dijimos al principio nos encontramos con el tipo más frecuente en este folklore popular en torno a 4a serpiente. Como recordaremos, en el folklore castreño también encontramos este tema, pero como veremos aquí, el relato está más "cristianizado" o por lo menos nos parece mas posterior, ha evolucionado. El caso más espectacular es el del Pico Sagro, donde se mezclan muchas tradiciones referentes a una gran serpiente que había allí, lo que lleva a un autor a considerar a dicho monte como lugar donde se rendía culto en tiempo pre y/o protohistórico a la serpiente65.

De esta modalidad de relatos en donde la serpiente juega ese papel de enemiga del hombre, poseemos los datos más antiguos y que nos dejan vislumbrar por tanto que fueron unas creencias muy generalizadas y/o que fue posterior a otro tipo de folklore en el cual la serpiente no desempeña ese papel. Asi tenemos que ya García de la Riega, en su Historia Antigua, "fala do urco, animal fantástico que ten a metade do corpo de lobo e a outra meta de de serpente, que nas nortes de trebón arrástrase pol-as congostras e pol-as minas abandonadas. Cita un conto relativo a serpe do Bosque dos Cons, que atrae ós nenos e as doncelas pra engordar e comer aos primeiros e gozar das segundas. As víctimas de ista serpe son salvadas moitas veces pol-a vixilanza de unha donicela que fai fuxtr a serpe"66 También otra tradición que nos hace creer que estas notas folklóricas, por un Jado poseen elementos más re­cientes que en los casos anteriores {por ejemplo, el presentarse la serpiente con medio cuerpo de otro animal) y por otro vienen de una época que arrastra muchos recuerdos y folklore de períodos anteriores (como es el medievo), es la leyenda de Alceo de Venal, en la que nos presenta a este personaje matando a una gran ser­piente que vivía cerca de un lago y que atemorizaba a los vecinos, con una maza y que los caballeros descendientes de este personaje llevaban en su escudo nobiliar el recuerdo de esta hazaña67.

Sin más pasamos a señalar el folklore recogido en relación con este tema que como se verá será muy interesante y variado pero que a la hora de querer sacar conclusiones tenemos que ir con precauciones.

— Monte do Scorpio (Minho, Portugal)

"Houbo antigamente n-iste monte unha serpe tan formidable, que se precisóu facerlle unha montería. Ferírona os monteiros, e non ben deitóu unhas gotas de sangue, convertíuse n-unha rapa­riga de fermosura sin igoal"68.

— Guimaraes (Minho, Portugal)

"No monte da Senhora houbo unha loita terrible entre San Xurxo e unha serpe"69.

— Bertamiráns- (Melide, A Coruña)

"A filla do séñor da torre de San Paio chamábase Berta i era moi belida. Indo un día de paseio, caiu do cabalo que montaba e acodíulle un rapaz moi garrido. Namoráronse a Berta e o rapaz, e como o pai de il non consentira nos amores, fuxiron os dous nun cabalo. Perseguidos afincadamente, a besta morréu cansa de tanto correr e os noivos precuraron acocho n-unha cova, onde por disgraza moraba unha serpe e matouna, mais il tamén perecéu apreixado pol-o animal. Berta toleóu de medo e de pena, e máis tarde fundóu un mosteiro no lugar que hoxe se chama a Freiría, e o seu mozo foi soterrado no adro da eirexa de Friol. O lugar onde os dous se coñeceron é o que lle din hoxe Bertamiráns"70.

- Palmeira (Ría de Aurosa, A Coruña)

"De unha vez os de Palmeira botaron a rabato as campans da eirexa. Acodíron os dos pobos veciños coidando que había lume ou outra disgraza, e topáronse conque o motivo de tocaren así era que se iba axuntar a xente pra matar unha cobra. E por iso se canta na bisbarra:

Os de Pailmeira son tolos, que o dixeron os da Poebla reprican as campanas para matar a colebra"71.

— Serra de Penas Libres (Vilardevós, Ourense)

"Un rapaz de Lamas de Eite que andaba dende pequeno ca avenza adoitaba dar leite das cabras a unha serpe pequerrrecha que vivía n-un lugar da serra onde hai moitas mámoas. Tan afeita estaba a serpe ó trato do rapaz que iste non riña máis que asubiarlle pra que viñera ó pé de il. Pasado tempo, foi o rapaz a servir ó Reí e tocoulle pra cabalería. De unha vez voltóu ó lugar mon­tado no seu cabalo, asobioulle á cobra e no seu canto saín un monstro grandísimo. Asustado o cabalo díu un pincho, deixando as ferraduras marcadas n-un penedo, o rapaz caíu e o mostruo botouse a il e comeuno.

E dende entón que o sitio chámanlle O Salto do Cabalo"72.

— O Pico Sacro (A Coruña)

"Asegún a lenda xacobea o Ilicino era propiedade da reina Lupa, que mandóu a il os discípulos de Santiago pra que collesen os bois que precisaban pra trasladar o corpa do Apóstol ó lugar da sua sepultura". Encamináronse los discípulos al lugar indicado y al co­menzar a subir por las laderas, se les presentó en actitud de aco­meter una gran serpiente que tenía atemorizados a todos los habi­tantes del contorno, y que quizás se dejaba permanecer allí con toda intención. Sorprendiéronse como era natural; pero acordándose de aquellas palabras del Señor dirigidas a todos los que en él cre­yesen, serpentes tollent, hicieron la señal de la cruz y la fiera re­ventó y cayó muerta73.

"O Apóstol quería pasar prá Santiago, mais chegando o Pico Sacro, saleulle unha «gran serpe que empolaba en tres ovos marelos, e privoulle o paso. Ó mesmo tempo socedíalle a toda a xente que, chegando a unha raia, xa non podían pasar e o que pasaba, entrabanlle os demos no corpo i-escumaba pol-a boca. Farto de tanta podenza, o Apóstol c-unha espada de lume matóu a serpe e derramóu os ovos dos que saíron tres lagartos, que fuxiron hastra se meteren na cova que hai na cima do monte. Dende entón é iste o motivo de que a xente bote n-ela pedras pra matalos"74.

También incluyo en este grupo un relato que hace mención a una invasión de serpientes, que nos recuerda a la del castro de Entrimo, ya relatado, pues aquí también la serpiente posee el mis­mo papel de enemiga y en lucha con el hombre. Como dije, sólo poseemos un ejemplo, en Pedra da Serpe, o mejor dicho en la zona o lugar que se halla esta piedra con la serpiente gra­bada, que en un reciente estudio muy bien elaborado se nos de­muestra que tal representación no es un grabado pre o protohistórico, como se tenia hasta hace poco, sino que corresponderá po­siblemente a una expresión popular, aunque sin poder precisar con que motivo, del siglo XVII o XVIII75. Volviendo al folklore que rodea esta zona de Gondomil, A Coruña, diré que varios autores mencionan que, hace mucho tiempo, toda esta zona estaba llena de cobras, que mordían a la gente de todos los pueblos vecinos, y que luego viene San Adrián con una tropa de romanos y las ex­pulsa de allí76.

Nota.- Ilustramos este comentario, con la famosa “Pedra da serpe” de Gondomil ( A Coruña), con abundante folclore relacionado con la serpiente, pero la representación que vemos plasmada en la piedra, es obra ya de épocas históricas ( posiblemente hacia el siglo XVII-XVIII ), ya dejando hoy en día, la teoría de un origen prehistórica para la misma, defendida por diversos autores de mediados del siglo pasado.