miércoles, 1 de agosto de 2007

PETO DE ÁNIMAS DE ROMEU EN SAN ANDRÉS DE COMESAÑA


Este interesante peto de ánimas se encuentra en la actualidad empotrado en un muro de cierre de un jardín de una casa particular, en la antigua carretera a Camposancos, a la derecha en dirección a Baiona, en la parroquia viguesa de San Andrés de Comesaña. Hasta hace unos años se encontraba desmontado y posteriormente el Concello de Vigo, procedió a restaurarlo y colocarlo en el lugar que lo podemos ver ahora.
Podemos distinguir tres partes :1) La principal y lo que es propiamente el peto de ánimas en sí, nos viene dada por la representación de la fachada de un templo clásico, con su basamenta, sus columnas de fustes lisos y capitales jónicos y una cubierta original que asemeja a una bóveda doble. Todo ello pintado en color grisaceo y en la parte inferior podemos leer claramente en letras de color negro, en dos líneas "Animas de Romeu / San Andres de Comesaña". En el interior (protegido por una placa transparente de metacrilato), dentro de un arco que asemeja un sogueado podemos ver cinco figuras y las llamas de purgatorio. La figura central es un monje vestido de negro con las manos colocadas en posición de rezo( con llamas que salen del espacio entre el cuerpo y los brazos) , a sus lados dos figuras a las que se ve medio cuerpo pues el resto lo ocultan las llamas y luego tenemos tres caras, dos de ellas más grandes, que la última que está encima del conjunto. Posee color todo el conjunto. Abajo y arriba, de tonalidad azulada y el resto, rojizo.En la parte superior del arco que posee dicha iconografía tratada con mucha ingenuidad popular, y unida por un trazo,tenemos un óvalo también con aspecto de cuerda y dentro leemos en dos lineas " Año 1860 ", en negro y fondo rojizo-ocre.2) A continuación, encima del conjunto ya mencionado, podemos ver una forma rctnagular ligeramente curva en la parte alta y en su interior la representación de un cráneo de frente y unas tibias cruzadas en su parte inferior. Posee color como la parte anterior. Exterior grisáceo e interior azulado -verdoso. y 3) Remata el peto un bello Cristo crucificado, presentando los pies clavados con un clavo. La cruz imitando en el travesaño vertical a madera y en la parte alta tiene el tradicional letrero con la inscripción INRI en rojo.
No conserva el peto para las limosnas como es habitual en estos monumentos religiosos.
En la parte superior izquierda, tiene un farol (moderno) con una vela en su interior.
Según cuenta la leyenda, en este lugar se puso este peto de ánimas en recuerdo de un peregrino, que camino a Santiago de Compostela, paró a descansar aquí y murió.
Nota.- En las imágenes, visión total del peto de ánimas y su emplazamiento y detalle del cuerpo central del mismo.